Download E-books El Hobbit PDF

By J. R. R. Tolkien, J.R.R. Tolkien

Smaug parecia profundamente dormido cuando Bilbo espio una vez mas desde los angeles entrada. Pero fingia estar dormido! ¡Estaba vigilando los angeles entrada del tunel!... Sacado de su comodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiracion que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnifico, un enorme y muy peligroso dragon...Todos los que aman esos libros para ninos que pueden ser leidos y releidos por adultos han de tomar buena cuenta de que una nueva estrella ha aparecido en esa constelacion.

Show description

Read Online or Download El Hobbit PDF

Similar Adventure books

Collateral Damage (24 Declassified)

In a distant nook of latest Jersey is a kingdom inside a nation—a safe haven for fanatical converts and fervent believers. yet in the confines of the secluded Islamic group of Kurmastan, plans are underway to unfold worry, demise, and untold destruction throughout the USA . . . and to carry one deadly blow to the country's uncovered and weak center.

Jaguars and Electric Eels (Penguin Great Journeys)

A very good, cutting edge and stressed philosopher, the younger Humboldt (1769-1859) went on his epochal trip to the hot global in the course of a time of innovative ferment throughout Europe. This a part of his matchless narrative of event and medical study specializes in his time in Venezuela - within the Llanos and at the Orinoco River - driving and paddling, restlessly and fortunately noting the extreme issues on each hand.

Above the Clouds: The Diaries of a High-Altitude Mountaineer

While Anatoli Boukreev died at the slopes of Annapurna on Christmas day, 1997, the realm misplaced one of many maximum adventurers of our time. In Above the Clouds, either the fellow and his remarkable climbs on Mt. McKinley, K2, Makalu, Manaslu, and Everest-including his diary entries at the notorious 1996 catastrophe, written presently after his return-are immortalized.

The Triumph of the Sun (Courtney Family Adventures)

They have come from out of the moving sands and down from historical mountains. fastened on horse and camel, sporting glowing swords and plundered rifles, the sons of Allah are led by way of a holy warrior imbued with jihad, using his military of millions to wipe out the final Englishmen from the remoted Nile urban.

Additional resources for El Hobbit

Show sample text content

Estaba ansioso por parecer amable, al menos por un rato, y hasta que supiese algo más sobre l. a. espada y el hobbit: si realmente estaba solo, si period bueno para comer, y si Gollum mismo tenía mucha hambre. Acertijos period todo en lo que podía pensar. Proponerlos y alguna vez encontrar los angeles solución había sido el único entretenimiento que había compartido con otras alegres criaturas, sentadas en sus agujeros, hacía muchos, muchos años, antes de quedarse sin amigos y de que lo echasen, solo, y se arrastrara descendiendo y descendiendo, a l. a. obscuridad bajo las montañas. —Muy bien —dijo Bilbo, muy dispuesto a mostrarse de acuerdo hasta descubrir algo más acerca de los angeles criatura: si había venido sola, si estaba furiosa o hambrienta, y si period amiga de los trasgos—. Tú preguntas primero —dijo, pues no había tenido tiempo de pensar en un acertijo. Así que Gollum siseó: Las raíces no se ven, y es más alta que un árbol. Arriba y arriba sube, y sin embargo no crece. —¡Fácil! —dijo Bilbo—. Una montaña, supongo. —¿Lo adivinó fácilmente? ¡Tendría que competir con nosotros, preciosso mío! Si preciosso pregunta y él no responde, nos lo comemos, preciosso. Si él pregunta y no contestamos, haremos lo que él quiera, ¿eh? ¡Le enseñaremos el camino de los angeles salida, sí! —De acuerdo —dijo Bilbo, no atreviéndose a discrepar y con el cerebro casi estallándole mientras pensaba en un acertijo que pudiese salvarlo de los angeles olla. Treinta caballos blancos en una sierra colorada. Primero mordisquean, y luego machacan, y luego descansan. Eso period todo lo que se le ocurría preguntar; l. a. thought de comer le daba vueltas en l. a. cabeza. period además un acertijo bastante viejo, y Gollum conocía l. a. respuesta tan bien como vosotros. —Chiste viejo, chiste viejo —susurró—. ¡Los dientes, los dientes, preciosso mío! ¡Pero sólo tenemos seis! , preciosso. Y enseguida propuso una segunda adivinanza. Canta sin voz, vuela sin unluckily, sin dientes muerde, sin boca habla. —¡Un momento! —gritó Bilbo, incómodo, pensando aún en cosas que se comían. Por fortuna una vez había oído algo semejante, y recobrando el ingenio, pensó en l. a. respuesta—. El viento, el viento, naturalmente —dijo, y quedó tan complacido que inventó en el acto otro acertijo. «Esto confundirá a esta asquerosa criaturita subterránea», pensó. Un ojo en l. a. cara azul vio un ojo en l. a. cara verde. «Ese ojo es como este ojo», dio el ojo primero, «pero en lugares bajos, y no en lugares altos. » —Ss, ss, ss —dijo Gollum; había estado bajo tierra mucho tiempo, y estaba olvidando esa clase de cosas, pero cuando Bilbo ya esperaba que el desdichado no podría responder, Gollum sacó a relucir recuerdos de tiempos y tiempos y tiempos atrás, cuando vivía con su abuela en un agujero a orillas de un río—. Ss, ss, ss, preciosso mío —dijo—. Quiere decir el Sol sobre las margaritas, eso quiere decir. Pero estos acertijos sobre las cosas cotidianas al aire libre lo fatigaban. Le recordaban también los días en que aún no period una criatura tan solitaria y furtiva y repugnante, y lo sacaban de quicio.

Rated 4.91 of 5 – based on 32 votes